REM

Neko

Pasta catalana Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

sábado, enero 08, 2011

Gulag, dulce Gulag...


Volvía a casa por la carretera de Extremadura.
Venía del colegio de mi hijo, de hablar con su tutor al que reclamé el derecho a que mi hijo recibiera educación en español y que no estuviera forzado a asistir a las clases de educación para la ciudadanía.
El límite de velocidad marcaba 70 por hora.
El cuentakilómetros de mi coche, analógico, pasaba una micra de milímetro del 70.
Paré en el centro comercial y compré unas hamburguesas Big-Big-Mac para la cena con patatas y muchas salsorras.
Y de paso algo de bollería industrial, de esa que está tan rica para los críos.
Antes de salir del centro comercial, me tomé una cerveza y me fumé un cigarrito en el bar.
Fuí denunciado, según el pajiniano dictamen, por 600 clientes y mirones.
Al llegar al coche donde me esperaba mi hijo de 17 años, le ofrecí un cigarro que me aceptó y juntos emprendimos el viaje a casa.
Durante el viaje le comenté a mi hijo: "quítate esa barba de cuatro pelos, estás muy feo".
No sé como pero Sitel se enteró y este comentario (también) llegó a las orejas de la Pajín.
Al llegar al portal, un magrebí me puso una navaja en el cuello exigiendo que le diera la cartera a la vez que un maruso le metía mano a mi hijo en la entrepiena.
Hubo dos comentarios-
El mío: "quita esa navaja, moromierda, que te parto la cara"
El de mi hijo: "Bujarrón, te voy a cortar los huevos. Dejáme en paz"
Bueno, pues tras el cómputo de las "democráticas" leyes que me salté, aquí estoy en el Gulag en mi celdita a 20º bajo cero.
En las paredes se ven marcas cuenta-días y las firma un tal A. Solzhenitsyn.
No sé, pero el caso es que me suena de algo...

SESENTA Y SEIS MILLONES DE VÍCTIMAS DEL EXPERIMENTO SOCIALISTA EN RUSIA

PLEGARIA, Alexander Solzhenitsyn.

¿Qué bueno es para mí vivir Contigo, Señor!
¡Qué confortante me resulta creer en Ti!
Cuando mi espíritu desfallece y deja de comprender,
cuando los hombres más inteligentes no ven más allá del fin del día
e ignoran qué deberan hacer mañana,
Tú me mandas la clara certidumbre de Tu existencia
y del cuidado que pones en que no se cierren todas las puertas del bien.

Llegado a la cumbre de la gloria terrena,
miro con sorpresa el camino recorrido
y que en soledad jamás yo habría desbubierto,
un sorprendente camino que a través de la falta de esperanza,
me ha conducido hacia este lugar desde el cual he podido
devolver a la humanidad el reflejo de Tus rayos.

Y Tú seguirás dejándome reflejarlos en la medida en que esto sea necesario.
Y si yo no tengo tiempo de hacerlo, Tú encargarás a otro que lo haga.

?Puedo dar la cantidad de pérdidas humanas inmediatamente: SESENTA Y SEIS MILLONES DE MUERTOS. Estas son las pérdidas humanas en Rusia como resultado del experimento socialista: SESENTA Y SEIS MILLONES DE PERSONAS.

¿Con la guerra? (periodista)

No, sin la guerra, o sea descontando las pérdidas de la Segunda Guerra Mundial. Repito, desde 1917 hasta nuestros días las pérdidas humanas en Rusia ascienden a SESENTA Y SEIS MILLONES DE SERES HUMANOS?.

Alexander Solzhenitsyn, Alerta a Occidente


3 comentarios:

Blogger Natalia Pastor ha dicho...

Vamos camino,querido Lujaban, de la dictadura perfecta.
A fin de cuentas, la sociedad que está catatónica y anestesiada, no reacciona ante el progresivo recorte de derechos y libertades; permanece inane, silente, domesticada.

Si el personal no reacciona, estamos perdidos.
Llevamos 37 días en estado de alarma, y el país es incapaz de rebelarse ante un atropello contro los derechos civles, ante la inconstitucionalidad de la aplicación de una medida excepcional ante un conflicto inexistente.
El gulag está a la vuelta de la esquina...

9 de enero de 2011, 14:17  
Blogger Natalia Pastor ha dicho...

Lujaban:

Todo lo que hay en mi blog,imágenes y textos están a tu completa disposición.
Para eso están los amigos.
Besos.

9 de enero de 2011, 14:22  
Blogger Martha Colmenares ha dicho...

Mis mejores deseos para este 2011. Y ojalá te unas a la campaña humanitaria por la salud de la jueza Afiuni
Abrazos

11 de enero de 2011, 1:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal